Macron y Xi Jinping han emprendido una tregua olímpica para detener las guerras en el mundo | Internacional

Emmanuel Macron y Xi Jinping combinaron estas palabras para implementar una «tregua olímpica» y cesaron todas las guerras durante los juegos de París. El presidente francés y su homólogo chino, reunidos en la capital francesa, envían aquí un mensaje de concordia al inicio de una visita de dos días a Francia marcada por diferencias sobre la guerra en Ucrania y las tensiones comerciales entre China y la Unión Europea.

«Una tregua olímpica para todos los escenarios de guerra», afirmó Macron, «puede ser una oportunidad para trabajar hacia una solución duradera que respete plenamente el conflicto internacional». Xi coincidió: “Hoy en el mundo es fácil estar tranquilo. Como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU y responsable del gran país, China establece una tregua con Francia en todo el mundo con motivo de los Juegos Olímpicos de París.

Los Juegos Olímpicos se celebrarán entre el 26 de julio y el 11 de agosto, y los Paralímpicos, también en París, entre el 28 de agosto y el 8 de septiembre. La Asamblea General de la ONU votó en septiembre a favor de la tregua con 118 votos a favor, ninguno en contra y dos partidarios (Rusia y Siria). Otras guerras en las que se podría haber aplicado la tregua fueron Ucrania, Gaza y Sudán.

El cara a cara con Macron fue la primera oportunidad para que Xi le transmitiera, desde suelo europeo, la visión sobre la agresión rusa contra Ucrania. La cuestión será clave, dada la tensión entre el líder chino y su homólogo ruso, Vladimir Putin, que tiene previsto visitar Pekín en mayo.

A Macron le gustaría convencer a su invitado de que utilice su influencia en Moscú antes de la guerra en Ucrania. Y se sintió feliz, en el debate sin preguntas al final de las reuniones, de haber estipulado «el compromiso de las autoridades chinas de abstenerse de vender armas a Moscú y de controlar estrictamente la exportación de productos de doble uso». Se refiere a un material tecnológico que, aunque destinado a otros fines, también puede utilizarse en la industria militar.

Dice que señala a su país como un bando cercano al conflicto. «Nos oponemos a utilizar esta crisis para traspasar la responsabilidad a un tercer país, mejorar su imagen e intentar iniciar una nueva guerra fría», afirma en la misma comparación.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

El líder chino busca cultivar sus relaciones con un líder europeo que promueve la llamada a la autonomía estratégica, un concepto que Pekín interpreta como un deseo de mantener una posición de equilibrio entre su país y la potencia rival, Estados Unidos. También en Francia, el país chino visitará Serbia y Hungría, los dos países europeos más cercanos a la órbita de Pekín.

El comercio ocupó buena parte de las conversaciones bilaterales entre Macron y Xi, a última hora de la mañana, y de la reunión con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Los europeos están presionando hacia la principal potencia comercial para garantizar que el juego sea “justo” y evitar acelerar la “desindustrialización” de Europa con sus exportaciones masivas de vehículos eléctricos y otros productos.

“Una China que juega limpiamente es buena para todos”, afirmó Von der Leyen durante la reunión tripartita. «Al mismo tiempo, Europa no dudará en tomar decisiones duraderas para proteger su economía y su seguridad».

El presidente francés, Emmanuel Macron, a la derecha, del recibimiento del presidente chino, Xi Jinping, antes de su encuentro en el Palacio del Eliseo, este 6 de julio en París.Christophe Ena (AP/LaPresse)

Von der Leyen denunció que China «está inundando el mercado europeo» con «productos subvencionados» que no tienen igual en su mercado interno. “Animé al Gobierno a reactivar este exceso de capacidad”.

«La cuchilla El problema de exceso de capacidad de China no existe ni desde la perspectiva de las ventas comparativas ni a la luz de la demanda global”, negó Xi en la reunión. «La cooperación China-UE es, en esencia, complementaria y mutuamente beneficiosa».

El líder chino pretende convencer a la UE -con Francia a la cabeza- de lo que está haciendo su política de «reducción de riesgos», que podría limitar las exportaciones del gigante asiático al bloque comunitario, especialmente en sectores vinculados a la transición verde, en que China se ha transformado en líder mundial.

En el comunicado con Xi, Macron celebró la voluntad del presidente chino de revisar posibles sanciones al coñac francés en respuesta a la investigación europea sobre la industria china del coche eléctrico que busca subvenciones estatales que puedan distorsionar la competencia comunitaria. Entre los obsequios que los francos enviaron a su homólogo se encontraban varias botellas de este acuario francés.

El primer día finalizará con una Cena de Estado en el Elíseo, un espacio menos vistoso y significativo que el Palacio de Versalles, que acogió en septiembre la Cena de Estado en honor al rey Carlos III de Inglaterra. Macron y Xi partieron el martes, acompañados de sus esposas, hacia los Pirineos y el puerto de Tourmalet, paisaje pintoresco y con ruidosos ciclistas cerca de la localidad donde vivió el amigo del presidente francés y donde pasó este breve rato. Se trata de una marca más íntima, a partir de la cual se puede fomentar un “diálogo franco y amistoso”, según una fuente del Elíseo.

La invitación dirigida al Eliseo fue acogida en las celebraciones del 60º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países, y respondió a la visita de Estado de Macron a China que tuvo lugar hace un año. La presidenta de la Comisión Europea ya acompañó a los franceses en su visita a China en 2023. Macron siempre ha pedido dar una dimensión europea a la relación con Pekín.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_